movimiento.org | movimento.org

Información

Diálogos

Encuentro regional de creadores latinoamericanos de danza contemporánea centrado en el análisis colectivo de metodologías de creación en esta área mediante muestra de obras, seminarios y espacios de reflexión.

M(i)embros: 68
Últimas: 19 Feb | Fev 2013

Forum

Nueva Revista sobre Danzas

Iniciada por María José Lavandera 19 Feb | Fev 2013.

La danza contemporánea 6 contestaciones 

Iniciada por alejandro govea zappino. Última respuesta de JESUS ALEGRIA ARGOMEDO RODRIGUEZ 12 Oct | Out 2009 | Iniciado por alejandro govea zappino. Última resposta de JESUS ALEGRIA ARGOMEDO RODRIGUEZ 12 Oct | Out 2009

Comentarios

Incluir comentario

¡Necesitas ser un miembro de Diálogos para añadir comentarios! | É preciso ser membro para incluir comentários

Comentario por Mirella Carbone el | em abril 18, 2009 a las | às 1:11pm
DANZA A LA PERUANA

Artículo de Sara Joffrè, dialogante en Dialogos Lima 08
Dedicada al teatro desde muy temprano,dramaturga, directora, crìtica.
Contacto: sarajoffre@yahoo.es



Tengo que empezar diciendo que este es un escrito lleno de voluntad de testimoniar pero sin ningún rigor científico.
La primera noción de que algo estaba sucediendo en las tierras altas de mi país, la tuve cuando en 1972, viajé a Ayacucho invitada a dar charlas para maestros, sobre teatro específicamente.
Para variar, yo había conocido el mundo en este orden: primero Cuba, en 1960 en un viaje totalmente casual para celebrar el primer año de la Revolución Cubana; en 1961: Cajamarca (la tierra donde Pizarro encontró a Atahualpa) ; luego: Europa 1962-1963 por culpa del teatro exclusivamente; y ,siempre por el teatro, lentamente, algunas ciudades de mi país hasta 1972, que debo ir a Ayacucho.
Algo pasaba allí, los maestros en el primer “paso escrito” que hice para conocerlos no se expresaban claramente en castellano. Yo no sabía, ni sé, quechua entonces toda la primera relación fue sorprendente. Sí íbamos de sorpresa en sorpresa.
Lo primero que les conté a los maestros casi como para que me perdonaran por no saber nada de su tierra, fue que ser pobre en el Perú, no te permite viajar dentro del país, es más factible conseguir por estudios o trabajo una beca o una bolsa de viaje a Berlín, por señalar un sitio más o menos lejano, que ir por cuenta propia a Macchu Picchu. Así un costeño pobre no sabe nada, o muy poco, de la sierra y/o la selva y los pobladores de esas regiones tienen semejantes dificultades en viceversa.
Esto era útil precisarlo en ese entonces a mis compatriotas los ayacuchanos, a ver si nos entendíamos, y también ahora que les cuento esta historia en un país que tal vez no conocen. Y es que hay un racismo tan acendrado, que en mayoría, aún ahora en 2009, juramos que no somos racistas porque celebramos “la comida peruana”, “las maravillas peruanas”, “los productos “auctóctonos”, pero hay un no se qué que no convence a nadie.
Todos discriminamos, por costumbre, de un lado y del otro del color y la suerte, porque el color de nuestra piel es la primera llamada.
Siempre me río de mi misma, cuando allá por los noventa (del siglo pasado) por fin fui a Buenos Aires, y me tocó asistir a una manifestación en la Plaza de Mayo, venían entrando desde una gran avenida en cadenas humanas de ocho o diez personas, y lo que más me sorprendió (pueden pedir mi cabeza) es que era una manifestación con mucha gente rubia.
Creo que dicho esto como presentación, ahora sí puedo hablar de la danza que he visto en mi país.
Naturalmente, la danza a la que voy a referirme, no son “las danzas” que se bailan en las fiestas populares, caseríos, locales abarrotados de personal de servicio, criaditas, panaderos, etc., no y aquí viene la primera clasificación : ¿la danza culta?
Esa discusión se la dejo a los sabios, yo no me siento capacitada sino para enunciarlo con mucha cobardía y más recelo.
El presente artículo se origina en unas frases mías emitidas durante los Diálogos, Lima 2008, cuando expresé que “el discurso artístico en los espectáculos se auto criticó y dejó de emitir opinión respecto a los sucesos que nos habían conmovido de 1970 a 1992”.
Concretamente hablaba yo del teatro, porque “la danza propiamente hablando”, y hasta donde yo he podido ver, en nuestro país, no ha tenido un discurso que podamos llamar “comprometido”.
A tal punto era esto que la conmoción que sufrió, especialmente Lima - seamos francos-, y las familias bien de nuestra ciudad todita entera, no fue tan grande al saber que habían capturado a Abimael Guzmán, el temible terrorista, sino que nada menos que su refugio , su guarida, estaba en el segundo piso de la escuela de danza, de una hermosa, blanca, ¡danzarina¡, hija de una familia de dos apellidos.
Los ayes, fueron por todo.
¡Ya no podemos creer en nada, en nada amiga mía!
Y entonces las defraudadísimas autoridades optaron por mandar encerrar a cuanto feligrés tuviera la más remota conexión con la danza. Con la danza fina es decir. A la que representaba Maritza Garrido Lecca.∗
Y esa ha sido la vez en donde la danza entre nosotros tuvo alguna conexión política, alguna resonancia conectada con algo que no fuesen singulares movimientos y ropajes..
En teatro, en el cual alguna vez, hubo por lo menos intenciones de tener un discurso dilucidando una posición sí se produjo un receso, una interrupción en el discurso. Porque se habían dado intentos de poner la realidad, el proceso del país en escena. Pero tal como las circunstancias se presentaban, cualquier paso en falso podía ser considerado “apología del terrorismo” y sus actuantes recibir por lo menos un susto menor.
De pronto, esta sorpresita que les había dado “la danza” a través de esa muñequita bonita resultaba tan aleccionadora como el dicho del son de Rubén Blades: “la vida te da sorpresas...sorpresas te da la vida...”
Hasta el momento en que escribo estas líneas no he visto yo, ninguna creación danzística con un contenido en el cual haya podido encontrar una directa conexión con las vivencias que entrañen un contenido de compromiso expreso.
A mi juicio vivimos, aún ahora, un despliegue existencialista, de experiencias privadas, interiores, bellas, eficaces, pero –tal vez por falta de habilidad de mi parte- no he captado un intento de reflejar lo que podríamos señalar como una imbricación directa con el diario vivir u ocurrencias más fuertes del país como colectividad total.
Diría yo que nuestra danza ha estado dominada hasta ahora por presentaciones de reflejos personales, intensos, sentidos, pero siempre particulares.
Una experiencia dirigida por un costarricense, fue la tenue variante, recuerdo que incluyó la bandera patria, el himno, símbolos como comunidad, como habitantes todos de un país determinado, de un sentir colectivo. Ha sido para mí la única vez que he asistido en Lima a una comunicación entre la danza y la idea de patria expresa, concreta, hasta podríamos decir demasiado evidente.
La danza, recordé con ocasión de los diálogos, por ejemplo en mi colegio, fiscal, de enseñanza gratuita, discriminaba sencillamente y sin ninguna intención cruel ni canalla, era la vida.
¿Y cómo?
Llegó “la señorita” que iba hacer bailar a las chicas.
Es decir danza de “tutú” de falditas de tul y corpiños de raso, y claro de “zapatillas especiales”.
Nos tomó del pie a una por una, nos hizo dar una vuelta en el aire levantándonos la pierna y nos dijo: “Tú si”...
Pero, ella no había calculado- era amable- que pedir zapatillas, era más discriminante que eliminarte por sufrir una cojera, o casi tanto.
Entonces no escogí ese camino. No creo tampoco que yo tuviese las virtudes de Martha Graham, pero es una forma de expresar cómo se interpretaba “danzar” por lo menos en el pequeño universo de una maestra de niñas.
Íbamos corriendo al Teatro Municipal, a la parte más alta, a la cazuela, a buscar los sitios donde sí se veía y se oía. Venían las grandes compañías, con sus “ballerinas” de sueño y sus hermosos vestidos. Pero esos eran paraísos lejanos reservados a seres especiales y el camino a esos escenarios estaba rodeado de lejanías, de nostalgias, de dinero, sí sobre todo había un río entre el baile y alguna cantidad de gente. Ese era el río de los prejuicios, muy pocas personas se atrevieron a cruzarlo.
Por eso en estos Diálogos, Lima 2008, qué gusto, qué energía, escuchar hablar de la danza de manera tan distinta.
La apoteosis llegó cuando el mexicano, de mediana talla, barba por partida doble, común, sencillo, se quedó desnudo, simplemente se fue quitando la ropa que estorbaba su contacto y se abrió a nuestros ojos, tan clara, tan compañeramente. Era “su danza para nosotros”.
Tampoco quiero ignorar las presentaciones de “los pioneros” que yo diría a partir de los 80 iniciaron caminos nuevos entre nosotros, pero todavía muy particulares.
No tengo la más remota idea de si se logrará una fusión, una complementación entre nuestras danzas populares y las que tienen la impronta universal, si la cerca que nos cerca y divide por colores, niveles, económicos y de los otros, será rota por una fórmula que nos reúna que diluya los tintes y las infinitas diferencias.
No podrá ser sólo la danza para tamaña tarea, pero la danza, está tentando, por lo que he podido apreciar, está tentando con todo ahínco encontrar un camino.
Y ese tratar de la danza y su gente es ya por sí mismo un gran motivo de alegría.

Sara Joffré
Comentario por liz el | em abril 7, 2009 a las | às 11:51pm
un saludo y un enorme abrazo a todos quienes intervienen en la construccion y mantenimiento de estos valiosos espacios. espero verlos pronto
Comentario por VALERIA PINHEIRO el | em marzo 24, 2009 a las | às 9:25am
Ola amigos, queria compartilhar com todos uma experiencia coletiva que nos da Cia Vata temos vivido numa residencia coreografica com Kumamoto Kenjiro, japones e integranrte da cia de teatro fisico Gekidan Kaitaisha. Ele nos propoe um corpo midia, onde o esvaziamento desse corpo pode levar o espectador a preenche-lo ou significa-lo ao longo de discursos variados. O que me pergunto ao longo desses tres meses de residencia eh como eh possivel o esvaziamento desse corpo que faz conexoes o tempo inteiro, inclusive com o fazer esvaziar-se. Sera possivel?
Alguem que esteja ja trabalhando nesse universo poderia nos ampliar esse pensamento?

beijoca

val
Comentario por VALERIA PINHEIRO el | em marzo 1, 2009 a las | às 10:22pm
Ola Liliane,
Somos a Cia. Vatá, e neste instante estamos desenvolvendo uma pesquisa dentro do universo do corpo amputado, tem sido muito instigante navegar por esses mares, mas confesso que por vezes também muito dificil.
Ao longo desses ultimos dois ano, estivemos juntamente com um dos integrantes da Cia VCatá, com necessidade especial, achando fronteiras que dialoguem com essa visão de mundo provinda de olhares "especiais".
Estamos com uma peça chamada "Assim é, se lhe parece..." um mergulho nesse universo e uma celebração do que temos até aqui.
Seja benvinda a assistir um clip c esse trabalho em nossa página, e quem sabe voce possa nos ampliar esse olhar.

beijoca

val pinheiro (cia Vatá)
Comentario por VALERIA PINHEIRO el | em febrero 28, 2009 a las | às 11:33am
Ola Zoitza, saudades de voce, estive conversando com Josie e Frederica dia desses e falamos muito sobre nosso colaboratorio. Como andam as coisas ai pela Colômbia.?
Saudades

Valeria Pinheiro
Comentario por Nora Moreno el | em febrero 10, 2009 a las | às 5:29pm
Hola a todos, realmente esta bueno este espacio. En algun momento espero poder participar de algun encuentro.
Saludos
Comentario por Sandra Ramy el | em noviembre 30, 2008 a las | às 10:41am
Quiero agradecer la existencia de este espacio, ha sido muy provechoso para mi proceso compartir y discutir la creción de la danza actual en la región. Fue una sorpresa encontrar mis actuales cuestinamientos y concepciones en otros artistas.Sin embargo sentí que el dialogo pedía una reflexión a partir de las cuestiones comunes generadas por las discisones de las piezas presentadas y que justo en ese punto se podía acceder a una comprensión de lo que en este momento y para estos artistas representa hacer la danza.Creo que hay mucho y muy bueno que hacer por este camino. Espero mantenerme cerca.
Comentario por marcelo evelin el | em noviembre 20, 2008 a las | às 11:43pm
hola zoitsa, como anda por ai?
estaras em algum destes dialogos?
estive em sao paulo com josie e federica e hablamos mucho de colaboratorio.
grande abrazo. marcelo.
Comentario por Zoitsa el | em noviembre 20, 2008 a las | às 11:07pm
Hola Marcelo, me alegra encontrarte de nuevo. Espero leer pronto tu texto. Buena suerte en Montevideo. Un abrazo. Zoitsa
Comentario por marcelo evelin el | em noviembre 20, 2008 a las | às 3:13pm
hola a todos.
Desde que cheguei do dialogos Mexico estou preparando um texto sobre minha experiencia com a ideia de dialogos naquele pais. Nao foi muito facil, mas acredito muito nessa proposicao de discutir criticamente obras de arte, entao quero trazer alguns pontos a serem pensado.
Em breve estarei no dialogos Montevideo, com esperancas de ver coisas novas e boas e de encontrar espaco para as interlocucoes.
abrazos a todos e todas.
 

M(i)embros ()

 
 
 

IETM: International Network for Contemporary Performing Arts

Fotos

  • Incluir fotos
  • Ver todos

movimiento.org | movimento.org Insignia | Badge

Car(re)gando…

© 2014   Creado por Red Sudamericana de Danza.

Emblemas | Badges  |  Reportar problema  |  Términos de servicio